Mozilla está considerando ajustar el sistema de publicación de nuevas extensiones

Desde marzo de 2007, toda nueva extensión para Firefox u otros productos Mozilla debe pasar un tiempo en el sandbox o área experimental, para que sea descargada y comentada por usuarios en diversos entornos. Sin embargo desde mediados del año pasado se ha hecho pública la intención de Mozilla de eliminar el área experimental o, por lo menos, ajustar la forma como las nuevas extensiones entran y salen de ella.

Justin Scott publicó ayer una propuesta que sin eliminar el área experimental podría significar una mejora significativa en el proceso de admisión de nuevas extensiones. Scott se enfoca en que el actual sandbox tiene tres problemas mayores. El primero es que llamar “experimental” a una extensión que nunca ha sido probada por un ser humano no conlleva el suficiente nivel de alarma para un usuario sin conocimientos informáticos profundos. El segundo, que la interfaz es confusa, pues cuando el usuario está logueado en AMO se encuentra con botones verdes de “Instalar” tanto en las extensiones aprobadas como en las “experimentales”. El tercero: el área experimental está adquiriendo una desmedida popularidad, con alrededor de 40.000 descargas al día, lo que significa un riesgo potencial si consideramos que muchas de estas extensiones no han sido convenientemente probadas.

Entonces, ¿qué hacer? La propuesta de Scott tiene tres puntos:

1. Extensiones no aprobadas no serán incuidas en la galería de extensiones.

Así, los usuarios podrán estar seguros de que cualquier extensión que encuentren en esta galería, ha sido probada por editores de Mozilla.

2. Las extensiones podrán descargarse por enlace directo.

Si un desarrollador envía a sus contactos, o publica por su cuenta en un blog, un foro u otro recurso, el enlace directo que lleva a su extensión en Mozilla, ésta será instalada sin problemas. Esto permitirá a los desarrolladores difundir su trabajo incluso si la extensión no ha sido aún aprobada. Sin embargo, cuando un usuario decida instalar la extensión mediante un enlace directo, Mozilla le informará que la extensión no ha sido revisada (Scott propone un botón como el que encabeza este post), y le dará la opción de consultar AMO en busca de extensiones ya aprobadas.

3. Habrá un tiempo máximo de alojamiento en AMO para extensiones no aprobadas.

Actualmente hay en el sandbox 7.500 extensiones que nunca han sido revisadas por un ser humano. Algunas de estas extensiones han estado allí por años. Scott propone establecer un tiempo de “incubación” de 30 días para toda nueva extensión. Pasado ese período, si la extensión no aplica para ser incluida en la galería de AMO, será eliminada.

Ideas interesantes que seguramente mejorarán el proceso de admisión de nuevas extensiones. Scott agrega que, de aprobarse el nuevo sistema, éste aplicaría de inmediato, incluso en la parte del tiempo de “incubación” de 30 días, que empezarían a contar a la fecha de la activación del sistema. ¿Qué les parece? La propuesta completa de Scott puede revisarse aquí.

Leave a Reply